Almuerzo con Fundación País Digital

Escrito por Pepe Huerta el Lunes, 7 de Mayo del 2007 a las 9:54 pm

Hoy asistí a la reunión de la Fundación País Digital, conformada entre otros, por personeros de Gobierno y los presidentes/gerentes de las mayores compañías de telecomunicaciones en Chile.

Mi misión era participar del debate sobre la presentación de los proyectos de ley sobre “Banda Ancha” y “Neutralidad en la Red” (ver enlaces al final de este artículo) que ya se ha hablado extensamente en este blog. Fui en calidad de asesor del Diputado Gonzalo Arenas, quien es el diputado que patrocina ambos proyectos de ley.

La dinámica de la reunión se desarrolló alrededor de una larga mesa compuesta por todos los miembros presentes de esta fundación, incluidos la Senadora Evelyn Matthei, el director del SERNAC José Roa, los gerentes generales de VTR, Telefónica y otros proveedores de acceso a Internet.

El tema en “discusión” era precisamente los proyectos de ley antes mencionados y cual era su real impacto y aplicación en nuestro País.

Todo esto duró alrededor de 3 horas en la que la mayoría de los invitados expusieron sus puntos de vista al respecto. Se habló bastante y de varios temas, así es que me limitaré a mencionar lo que más me ha llamado la atención, lamentablemente, de una forma negativa.
El Diputado Arenas comenzó su exposición exhibiendo datos estadísticos respecto de la penetración de la Banda Ancha (concepto sumamente discutido en particular por el Gerente General de Telefónica Chile, el Español José Molés) en nuestro país en un cuadro comparativo con potencias tecnológicas como España, Australia o los Estados Unidos.

Ante esta exposición, Arenas introdujo el tema de la ley de “Nomeclatura de Banda Ancha“, que apunta que los proveedores de acceso a Internet no puedan utilizar el nombre comercial “Banda Ancha” en planes de conexión a Internet inferiores a 1.5 Mbps que es el estándar de la Unión Internacional de Telecomunicaciones y además, el estándar mundial acogido por todos los países desarrollados.

Básicamente, en Chile, los proveedores de Acceso a Internet, venden 300 Gramos de Azúcar etiquetados como 1 Kilogramo.

Ante esto, José Molés dejo entender que de aplicarse esta ley en Chile, las empresas proveedoras de acceso a Internet no estarían dispuestas a invertir el dinero necesario para lograr otorgar el servicio que la ley exige y que, según el, no puede acotarse el nombre Banda Ancha solo a las velocidades superiores, debido a que históricamente se le denomina Banda Ancha a todas las conexiones no conmutadas (aquellas realizadas por lineas telefónicas comunes). Concepto sobre el cual, difiero absolutamente, como así también lo hace la Wikipedia en Español.

También refiriéndose a la exposición de Gonzalo Arenas, la Senadora Evelyn Matthei señaló que no puede argumentarse en contra del servicio que proveen los ISPs Chilenos utilizando cifras comparativas de países con una economía mayor, debido a que justamente este factor redunda en menores costos de producción, siendo el servicio generalmente más barato.

Sobre esto, solo puedo comentar que mientras las plataformas físicas que sostienen “los cables” que se utilizan para generar la conexión a Internet sigan siendo de propiedad de un par de grandes empresas, los costos asociados para generar conectividad seguirán siendo elevados, por lo que tampoco existirá competencia ya que es imposible competir con el “dueño de la pelota“. En Chile finalmente, pagamos lo mismo que paga un ciudadano europeo por una conexión diez veces más rápida que las nuestras. ¿Parece coherente?.

El Subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, nos contaría luego sobre la creación de un Reglamento que apunta a normar los derechos de los usuarios de Internet, por lo demás aquel reglamento se encuentra – en sus propias palabras – en etapa de construcción.

Una serie de intervenciones más por parte de otros ejecutivos de los Proveedores de Acceso a Internet, terminarían por sellar el “debate” con conceptos como “la imposibilidad de los Jueces de Policía Local de dictar sentencia en casos tan técnicos como los relacionados con Internet“, o “En Chile existe mucha competencia, nosotros en VTR competimos codo a codo por robarle los clientes a telefónica“.

¿Entre dos grandes y únicos proveedores, que tan dura puede ser la competencia?

Finalmente, la idea que quedó en mi cabeza fue de una insatisfacción absoluta, sobretodo al ver a los gerentes de estas grandes empresas enfocados solamente en cubrirse las espaldas y los bolsillos para seguir cosechando dinero de sus clientes sin otorgar el servicio que realmente están contratando.

Como si esto fuera poco, el debate continuó con la exposición del proyecto sobre Neutralidad en La Red. El Diputado Arenas dio una breve pero precisa exposición de los detalles sobre Neutralidad de la Red criticando fuertemente el actuar de los ISP en lo que a prácticas restrictivas se refiere, en particular, el bloqueo de puertos, traffic shaping, u otros.

La respuesta de los asistentes es variada, comenzamos citando el mentado caso del juicio de Redvoiss versus Telefónica Chile, en el cual el Tribunal de Libre competencia falló en contra de Telefónica quienes habían bloqueado el acceso de Redvoiss a las redes de sus clientes, por lo que el tribunal falló dando la razón a Redvoiss siendo esto una práctica en contra de la libre competencia.

Expuesto este argumento, José Molés dijo algo que hasta este minuto tengo dando vueltas en la cabeza: “Telefónica invierte billones de dolares en Chile, ¿cuanto ha invertido Redvoiss?”… la verdad es que apenas puedo creer que se utilice esa colección de letras como un argumento válido para justificar un atentado contra la Libre Competencia, pero sin embargo se hizo.

¿Acaso Telefonica por invertir millones.. perdón BILLONES de dólares en Chile se hace acreedor del derecho de abusar de sus clientes? ¿Cuantos BILLONES en utilidades ha entregado el mercado Chileno a Telefonica?

Al parecer el señor Molés tiene un concepto equivocado de como son o debiesen ser los negocios. En Chile al menos, telefónica cobra por sus servicios y no están regalando nada como para poder hacerse acreedor de un derecho, aunque sea moral, para prestar un servicio deficiente, abusivo y excluyente.

Según la Senadora Matthei, ella no cree que en Chile se realicen prácticas restrictivas por parte de los proveedores de acceso a Internet, sin embargo, tuve la posibilidad de aclarar que en Chile todos los proveedores realizan alguna práctica que atenta en contra de la libertad de los usuarios para utilizar la conexión que han contratado, señalé en particular el caso de VTR y el Traffic Shaping y Telefónica con el uso de servidores Proxy Transparentes.

Sorpresa me llevaría al escuchar la intervención de Rodrigo Tabja de VTR al señalar que “ACLARACION PENDIENTE (ver http://www.neutralidadsi.org)“.

Creo que el argumento es impresentable, siendo que los usuarios no han solicitado dicha “protección” y que además, las maniobras van destinadas directamente a entorpecer el uso que puede dar el usuario a su conexión y así evitar que se saturen las redes que, por supuesto, están sobre-vendidas… si no, no tendrían la necesidad de realizar estas prácticas.

En fin, no quiero hacer este post más largo de lo que ya es, pero si debo cerrar este resumen sintetizado con la mayor atrocidad que se cometió en esta reunión.

La mesa estaba presidida por el Senador Fernando Flores, quien vende su imagen de líder en el desarrollo tecnológico del país, se posiciona a si mismo como uno de los pocos interlocutores válidos en el tema – si no el único… a su desquiciado juicio – quien cerraría el “debate” señalando lo siguiente:

Creo que la discusión sobre neutralidad en la red debemos dejársela a los Estados Unidos y Europa, Chile no es potencia en desarrollo tecnológico, por lo que no tenemos pa’ que discutirlo

Si mi opinión sobre el Senador Flores era mala, ahora realmente se ha sepultado en mis libros.
Como es posible que un Senador de la República que se vende a si mismo como un cuasi-mesías de la tecnología en Chile, pueda garabatear un argumento tan ridículo como ese en una reunión de ese calibre!.

La verdad es que no puedo creer, al parecer, al Senador Flores solo le interesa promover los proyectos y los temas que nacen de su calva cabeza o de las de su séquito de seguidores, para mi, ya no cabe duda, sobretodo sabiendo que ha intentado boicotear un proyecto que va en directo beneficio de todos los Chilenos y el desarrollo tecnológico del país en pro de cubrirle las espaldas a sus amigos empresarios.

¿Donde quedó el socialismo Senador Flores?.

En otra oportunidad, trataré de explicar con más detalles algunos de los acontecimientos de esta reunión, cuya conclusión final era justamente lo que esperaba: Los Proveedores desean seguir lucrando en base al abuso, y más encima, cuentan con el apoyo de la “clase” – que de clase tienen poco – política de Chile.

 

Los Invito a comentar sobre este artículo para que saquemos nuestras propias conclusiones.